.

No puedes imaginar cuanto te quiero, ahora los relojes pararán. acercándote a mi pelo, y tu mirada otra vez...

viernes, 8 de enero de 2010

Ten un poco de paciencia (V)

Jueves por la noche. Sol al fin ha conseguido conciliar el sueño y se ha dejado arropar por los brazos de Morfeo. Su respiración es profunda y, una media sonrisa, que intenta ocultar lo mal que lo está pasando, ilumina su rostro cansado. 1:25 A.m., el móvil vibra, segundos después el comienzo de una canción resuena en la habitación oscura. Sol se despierta y mira el móvil, una perdida de él, de el que le ha hecho tanto daño. No lo puede evitar y le responde con otra perdida. Al cabo de un rato vuelve a sonar el móvil. Otra vez.
Sol escribe un sms.
- Te ha gustado eso de las perdidas tan tarde, ¿no? ¿Es que me quieres mucho o lo haces adrede?
Espera, hasta que el móvil vuelve a vibrar.
- ¿Valen las dos cosas? Pero te gusta que te las haga, eh. Te quiero.
- Uy si mira, me encanta, sobretodo porque me despiertas. Lo que más me encanta son tus cambios de opinión, hoy pasas de mi y mañana no. Ah, y que me digas que me quieres cuando estas con otra. ¡Aclárate!
Espera un poco más, se queda medio dormida, pero al final vuelve a notar la vibración debajo de su almohada. Un mensaje de Mark, lo abre.
- Con Ande solo estoy de rollo, sol. Eso que quede claro. Además, ¿tú me quieres?
- Haz un poco de memoria que me canso de decirte siempre lo mismo. Y qué mas da si tú vas a seguir mintiéndome y estando con la primera que se deja liar, ¿eh?
Sol espera, pasan los minutos, largos, cada vez más rápido. Al final se duerme y el móvil no vuelve a vibrar con ningún mensaje.

7 comentarios:

  1. Tan atrapante y bien escrito como real en el contexto de ciertas tristes realidades.
    Muy bueno.


    letradedoctor.blogspot.com

    ResponderEliminar
  2. Es de lo más normal eso en mi vida.
    Pero en vez de a la una y media me llegan mensajes a las 4 que es cuando el personal esta borracho y se acuerda de mi.
    Triste verdad?

    Un abrazo :)

    ResponderEliminar
  3. Pobrecilla, al final siempre acaban haciendole daño...
    Esperando para mas^^

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  5. Debo de admitir que me atraen mucho estas historias...
    Espero leer mas pronto.
    besotes!

    ResponderEliminar

Sí, será un día lluvioso y no hay nada que podamos hacer para cambiarlo. Podemos rezar para que salga el sol, pero eso no parará la lluvia. Puedo ser tu refugio hasta que termine, por favor no pares la lluvia. Déjala caer, déjala caer, déjala caer. Por favor, no pares la lluvia.