.

No puedes imaginar cuanto te quiero, ahora los relojes pararán. acercándote a mi pelo, y tu mirada otra vez...

domingo, 14 de marzo de 2010

Y tú, ¿por qué te enamoraste de mi?

¿Sabes por qué me enamoré de ti? Porque la primera vez que nuestros labios se rozaron lo hicieron por un beso robado. Y tú me dijiste: ‘Ya te he besado’ y luego lo volviste a hacer, una, dos, tres veces. Porque antes habíamos compartido caricias secretas, roces a escondidas y miradas cómplices. No me enamoré de ti porque fueras guapo, si no por tu sonrisa. Y creí odiarte cuando me enteré de que me habías engañado pero, en cuanto tú venias conmigo se me olvidaba todo. Me enamoré de ti por el amor prohibido que tenemos, por la incertidumbre de no saber si al día siguiente van a volver a haber más momentos como ese porque tú estarás enamorado de tu novia. Me enamoré de ti porque tu estabas enamorado de ella (o por lo menos te gustaba, igual que te gustaba yo). Porque eres difícil. Porque nunca sé lo que va a pasar con nosotros, ni si quiera sé si hay un nosotros. Me enamoré de ti por sus celos y sus berrinches, porque si los tenía era porque habían motivos y eso significaba algo. Me enamoré de tus ojos, de tus miradas y supe que vendería mi alma por todos los momentos que pasamos juntos.
Y tú, ¿por qué te enamoraste de mi?

6 comentarios:

  1. La razón más sincera de un enamoramiento es decir que fue porqué el corazón así lo quiso.

    ResponderEliminar
  2. Porque vio en ti lo que en ninguna otra :)

    ¡Beso!

    ResponderEliminar
  3. Bonito texto y... mala persona! Anda que fijarse en un hombre con pareja... ¬¬
    Sí, el amor es impredecible, pero me da cosilla ver historias así porque hace 10 meses que estoy saliendo con una chica y me dolería tanto que me pasara esto...
    Pero volviendo a tu escrito, me gusta tu manera de redactar :P

    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  4. Ah, entonces tiene perdon jajajaj :D
    ¡Un besito y gracias a ti!

    ResponderEliminar

Sí, será un día lluvioso y no hay nada que podamos hacer para cambiarlo. Podemos rezar para que salga el sol, pero eso no parará la lluvia. Puedo ser tu refugio hasta que termine, por favor no pares la lluvia. Déjala caer, déjala caer, déjala caer. Por favor, no pares la lluvia.